Joomla Templates by Just Hosting Review

¿Qué es Subud?

Subud es una asociación de personas que siguen la práctica espiritual de Subud conocida como Latihan Kejiwaan, un ejercicio de entrega a Dios o a la gran fuerza de vida que hay en cada ser humano. El Fundador de Subud, Muhammad Subuh Sumohadiwidjojo, nació en Indonesia en 1901 y murió allí en 1987.

Subud está abierto a gente de todas las religiones y también a quienes no tienen ninguna. Los miembros vienen de diferentes culturas, nacionalidades y formas de vida. En Subud no hay dogma alguno. La esencia de Subud es la experiencia personal del latihan o entrenamiento espiritual que cada uno recibe.

Hay miembros activos en 85 países del mundo. Cincuenta y cuatro de ellos son miembros de la Asociación Mundial Subud (WSA en sus siglas en inglés). Esta asociación es la organización mundial de Subud. La WSA, fundada como tal en 1991 y registrada en Washington, D.C., es una organización sin ánimo de lucro. La WSA existe para hacer posible que los comités nacionales de Subud trabajen juntos y apoyen la práctica del latihan, y también para fomentar las actividades culturales, educativas, sociales y empresariales en las que participan activamente los miembros Subud

 

 

La asociación Mundial Subud (“WSA”) es una organización sin ánimo de lucro que tiene su sede en Washington, D.C (EE.UU). Los miembros Subud llevan a cabo una práctica espiritual no confesional, llamada “latihan kejiwaan”; práctica que se originó en Indonesia y que ahora se ha extendido al mundo entero. Nosotros aceptamos a nuevos miembros que hayan cumplido 18 años de edad o más. Nuestra organización no discrimina en base a nada, incluyendo nacionalidad, género, color, edad u orientación sexual. Subud no es una religión y está abierta a personas de todas las creencias y a quienes no siguen religión alguna. La WSA y las demás organizaciones Subud no tienen política ni práctica alguna para cambiar las creencias religiosas ni las prácticas de los miembros (o no miembros) Subud, su orientación sexual y su derecho a expresar sus puntos de vista sobre tales temas, en consonancia con sus propias religiones y las leyes de los países donde residen.